Los SEGUNDOS del GUERRERO

Ya has llegado al segundo, el plato principal, el momento de darlo todo. Pero recuerda que falta el postre. Así que no cocines un plato que diga “aquí estoy, esto es lo máximo”, elabora un plato que diga “aquí estoy, este es mi potencial, pero aún no hemos acabado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.