Los DULCES del GUERRERO

De sobras es conocida la frase “A nadie le amarga un dulce”, y a una PRINCESA ni te cuento. Ten siempre preparado algún tipo de dulce en la nevera, armario, bote de cristal… que puedas ofrecer en cualquier momento. Son esos pequeños detalles los que marcan la diferencia. De esta manera ella (o él) entiende que tu cocinas por que te gusta, no para impresionarla/o (aunque lo hagas).

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.